Home
Argentina   Brasil   Chile   Colombia   Costa Rica   Ecuador   México   Panamá   Perú   Portugal   República Dominicana   Uruguay   Venezuela  
---
  Comprar y vender: Hogar y Electrodomésticos | Jardín y Exterior | Plantas | Otros
Categorías principales
Accesorios para Vehículos Animales y Mascotas Arte y Antigüedades Autos, Motos y Otros
Cámaras y Accesorios Celulares y Telefonía Coleccionables Computación
Consolas y Videojuegos Deportes y Fitness Electrónica, Audio y Video Hogar y Electrodomésticos
Industrias y Oficinas Inmuebles Instrumentos Musicales Joyas y Relojes
Juegos y Juguetes Libros, Revistas y Comics Música, Películas y Series Otras Categorías
Ropa, Bolsas y Calzado Salud y Belleza Servicios
 
 
con esta plante tengo como 15 a&os la vendo por tengo poco tiempo para su cuidado parase como una caparason de tortuga le dejo un poco de informacion q saque de la red.en verda muy rara y yo pienso q exotica.
VERACRUZANO (Dioscorea Mexicana)

EL BARBASCO VERACRUZANO (Dioscorea Mexicana)
El barbasco es una planta mexicana, conocida popularmente como cabeza de negro o gordolobo.


Los campesinos de la
selva  utilizaron, desde tiempos inmemoriales, el tubérculo del barbasco para limpiar los esteros y las lagunas.

Esta planta contiene una sustancia jabonosa, tóxica para los animales, que despertó la curiosidad científica del doctor Rusell Marker. Este investigador descubrió que la disegenina era la responsable de la toxicidad del barbasco y logró sintetizar, a partir de ella, hormonas esteroides muy demandadas en la medicina mundial que a mediados del siglo XX sólo se podían obtener de animales que resultaban muy costosos y producían muy poco.

Gracias a este descubrimiento, el barbasco mexicano resultó ser fuente de grandes cantidades de cortisona y abrió muchas más posibilidades médicas y farmacológicas. Durante años, las compañías de este tipo explotaron la
selva veracruzana y obtuvieron de ella tanto barbasco como necesitaron, por desgracia no emprendieron ningún programa para su cultivo o para renovar el recurso explotado. Por el contrario, las grandes utilidades que produjo dicha explotación, y que llevó a la producción de la píldora anticonceptiva, benefició poco a la población que lo recolectaba.

La gran riqueza que generaba este recurso llevó incluso al Ejecutivo Federal, durante los años setentas, a la intención de nacionalizarlo, pero jamás se adelantó ningún estudio ni se aplicó ninguna política coherente al respecto.

Cuando la industria farmacéutica retiró sus inversiones, se perdieron las vías de comercialización de esta planta mexicana, y nuestro país dejó de ser exportador mundial, convirtiéndose en importador de hormonas.

El uso del barbasco en la tradición de la herbolaria mexicana está muy difundido. Se toman infusiones de pequeños trozos de su raíz para combatir la artritis, la ciática, la gota y fiebres reumáticas. También se aplica en cataplasmas sobre las partes afectadas utilizando hojas machacadas de la planta. Con esta última forma de aplicación, también se utiliza para combatir la sarna, la tiña, sabañones y empeines.

Para combatir fiebres intermitentes, calosfríos y calenturas, se toma entre comidas una cucharada de vino blanco mezclado, a partes iguales con jugo de la raíz del barbasco. Contra cólicos, diarrea crónica y heridas internas, se toma en ayunas, durante tres emanas consecutivas, una cucharada de un vino blanco preparado con media botella de buen vino, en el que se ponen durante doce horas un trozo de raíz de barbasco y tres hojas de suelda-consuelda. El preparado se cuela y está listo para ingerirse.

Finalmente contra la retención de la orina, cálculos y catarro de la vejiga, beber varias veces al día el cocimiento de un trozo de raíz de barbasco en un litro de
agua.


Nota: Las aplicaciones tradicionales, fueron tomadas de García Rivas Heriberto, Plantas Curativas Mexicanas, Panorama Editorial, México, 2001.